Publicado el Deja un comentario

Salud Intestinal

Salud Intestinal

Para mantener una buena salud nuestra flora intestinal debe estar en equilibrio ya que de ello depende la absorción de los alimentos, y el buen funcionamiento de nuestro sistema defensivo.

Una flora intestinal desequilibrada da lugar a toxicidad, infecciones y trastornos metabólicos.

La flora bacteriana o microflora, mejor llamada MICROBIOTA, son microorganismos que se encuentran en una zona específica de nuestro cuerpo (y también en el cuerpo de los seres vivos pluricelulares).

Esta microbiota intestinal comienza su formación al nacer. En el primer año de vida ya llega al equilibrio, formando un ecosistema estable. Una vez adquirida en el primer año la microbiota estable, durante el resto de vida ésta va cambiando ligeramente con los alimentos que tomamos.

La microbiota puede variar por la alimentación, ambiente, geografía, dieta y el estado emocional.

PATOLOGÍAS QUE PUEDEN MEJORAR CON LOS PROBIÓTICOS 

  • Diarreas esporádicas y crónicas. También por rotavirus.
  • Diarreas asociadas a antibióticos. Son básicos cuando se toman antibióticos ya que estos alteran nuestro equilibrio intestinal provocando en muchos casos diarrea y debilidad del sistema inmunológico.
  • Helicobacter pylori.
  • Encefalopatía hepática.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Intolerancia a la lactosa.
  • Patología infecciosa general.
  • Infecciones genito-urinarias.
  • Patologías del sistema inmunológico.
  • Patologías neuropsiquiátricas y trastornos psicológicos.
  • Infecciones respiratorias y ORL.
  • Patologías bucodentales, enfermedad periodontal y caries.
  • Enfermedades metabólicas como obesidad, dislipemias, hipertensión, síndrome metabólico.
  • Embarazo, dermatosis. La toma de probióticos en embarazadas mejora el perfil microbiano de los lactantes
  • Patología pediátrica (otitis media, dermatosis atópica, enterocolitis necrotizante, cólico del lactante, prevención de obesidad).

La línea Microbiota de Equisalud te ofrece diferente opciones para ayudarte a mantener tu flora intestinal en equilbrio.

FUNCIONES DE LA MICROBIOTA

Regulan el metabolismo del colesterol y aportan energía extra al organismo, ayudan a la síntesis de algunas vitaminas y a la metabolización de sustancias tóxicas.

La microbiota evita la instalación y posible penetración de tóxicos y bacterias patógenas, reforzando el mucus y los entericitos.

Función moduladora del sistema inmunológico. El 50% de las células inmunitarias se encuentran en el intestino, que es la primera barrera defensiva que protege frente a patógenos y toxinas.

La salud intestinal ayuda a evitar las alergias e intolerancias alimentarias.

En el intestino, además, se produce una estimulación saludable de citocinas e inmunoglobulinas, y genera linfocitos y otras células inmunitarias, que migran por todo el organismo

Sintetiza la vitamina K

Función de integración de sistema nervioso central y sistema nervioso entérico

El 95% se la serotinina, relacionada con las emociones, y el 50% de la dopamina, relacionada con la memoria, aprendizaje, movimiento, etc, se producen en el intestino, de ahí que se le denomine “el segundo cerebro”.

FACTORES QUE PUEDEN INFLUIR PARA GENERAR UN DESEQUILIBRIO PATÓGENO INTESTINAL:

  • Niños nacidos por cesárea, hay un retraso durante 6 meses de la implantación de Bifidobacterium y Bacteroides.
  • Partos prematuros, retrasos en la colonización de Bifidobacterium.
  • Ausencia de lactancia materna. La leche no natural produce más diversidad pero menos protectora.
  • Antibióticos, aumentan los patógenos oportunistas como Clostridium difficile.
  • Vacunas precoces, orienta el sistema inmunológico hacia una vía inflamatoria.
  • Exceso de higiene, envejecimiento, estrés, alimentación muy rica en carbohidratos y azúcares.

PROBIÓTICOS

La OMS y la FAO definen a los probióticos como “microorganismos vivos, no patógenos los cuales, administrados en cantidades adecuadas, confieren un beneficio saludable sobre la salud del huésped o su fisiología” 

  • Producen enzimas específicos que ayudan a aprovechar los nutrientes en el intestino
  • Pueden romper las sales biliares, evitando tóxicos cancerígenos y catabolizando el colesterol.
  • Facilitan la ionización y convierten en sales solubles asimilables diversos minerales como Ca, Zn, Fe, Mn, Cu, P.
  • Facilitan la digestión de la lactosa y la biodisponibilidad de la riboflavina.

PREBIÓTICOS

El consumo de prebióticos mejora el tránsito intestinal, el mantenimiento de la mucosa intestinal, el balance de agua y electrolitos, la energía y absorción de nutrientes, aumenta la resistencia frente a patógenos, etc.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *